Agencias Digitales vs Agencias Tradicionales

Oscar Ugaz publica en su blog en el diario Gestión sobre como las agencias digitales le están quitando piso a las tradicionales en el campo de la publicidad. Para él la mejor prueba es que este año por primera vez una agencia digital ganó el premio ANDA a mejor agencia, algo muy destacable.

Sin embargo creo que aún estamos lejos del día en que podamos afirmar que las agencias tradicionales en Perú deben temblar por la presencia de las agencias digitales. Y no es una afirmación que pretenda cuestionar la calidad del trabajo de los profesionales metidos en el medio digital. Es por un tema de hechos (ver datos aquí y aquí).

Actualmente las empresas destinan menos del 10% de su presupuesto para publicidad a medios digitales. Si bien es el medio que más va a crecer este año (30% según estimados), aún no es considerado como uno de los medios más importantes. Existe mucha inercia de parte de las empresas por seguir apostandole a medios tradicionales, a pesar que los medios digitales permiten hacer una mejor medición y por lo tanto mejor rentabilidad (se puede determinar mucho mejor el ROI).

Tal vez el día que veamos un caso local como el de Pepsi en el 2010, que movió todo su presupuesto publicitario del Super Bowl y decidió usarlo en un proyecto digital o en el momento que internet le gane en términos de inversión a alguno de los medios tradicionales, ese día las agencias tradicionales se pondrán a temblar.

Obviamente, los que sean sabios estarán prevenidos y habrán sabido adaptarse a los cambios. Y los que no, les convendría darle un repaso a los 4 puntos definidos por Ugaz sobre que hacer para evolucionar en publicidad (que no es más que recordar la esencia del trabajo publicitario):

  1. Creatividad enfocada en las historias y las nuevas formas de contarlas.
  2. Saber adaptar el discurso a los nuevos medios y medir resultados de forma concreta.
  3. Ser honesto con el producto o servicio que se ofrece.
  4. Compartir el conocimiento.

Pueden revisar el post completo en el blog Revolución Digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *