Posiciónate en la mente de tus clientes

Comparto este artículo breve y conciso sobre posicionamiento, escrito en el blog de Objetivo Negocio.

El arte del posicionamiento es expresar claramente quiénes somos y que ofrecemos. El objetivo es ser tan precisos que quién reciba nuestro mensaje nos recordará muy fácilmente.

Hay muchas empresas que dicen hacerlo todo, además dicen de hacerlo bien, y aun así, si el cliente lo requiere lo harán de otra manera solo para satisfacerlo. Esto significa demasiado trabajo y dinero para una empresa, especialmente para una pyme, donde los recursos son reducidos. No podemos hacerlo todo, hacerlo bien y adaptarnos sumisamente a nuestros clientes con la esperanza de captarlos y retenerlos. Hay que ser asertivos y posicionarnos!

Si tienes un restaurante no hagas tres tipos de cocina para captar más clientes, dedícate a un solo tipo de cocina, hazlo bien y se reconocido por esto. Si quieres ofrecer otro tipo de cocina, abre otro restaurante. Si tienes una consultora de servicios informáticos no ofrezcas un abanico de posibilidades que va desde diseño web hasta consultoría de alto nivel en cloud computing. Ofrece de tres servicios que sean atractivos y rentables, y dedícate a ellos, hazlo bien y se reconocido por esto.

De esto se trata el arte de posicionarse, de tener personalidad, decir quién eres y que ofreces de manera compacta y digerible: como una cápsula de vitaminas!

Veamos, estos son los pasos si quieren una fórmula para no caer en la trampa de hacerlo todo:

1. Define quién eres:

En pocas palabras define que tipo de negocio tienes, tu ventaja diferencial, a que sector te diriges y quiénes son tus clientes potenciales. Si tienes diferentes tipos de clientes potenciales segméntalos.

Por ejemplo, empieza con: tengo un restaurante de comida hindú, mi ventaja diferencial es ser el único restaurante que ofrezca este tipo de comida en un ambiente contemporáneo. Me dirijo a dos segmentos de clientes: a la hora del almuerzo ofrezco un menú ejecutivo para personas que trabajen por la zona y por las noches y fines de semana ofrezco platos a la carta para parejas jóvenes con o sin hijos.

2. Crea una oferta homogénea o especifica:

Una vez que tengas claro cuál es tu negocio, crea o identifica los productos/servicios que sean más atractivos para tu público objetivo. Recomiendo no más de 5 para una empresa que ofrece servicios, sobre todo si es una pyme. Si cuentas con 3 trabajadores no puedes ofrecer 20 servicios, no es creíble.

En el caso de productos puedes ofrecer cierta variedad pero especialízate en un tipo de productos. Por ejemplo, productos gourmet, o productos para niños, o productos orgánicos, productos a 1 dólar.

3. Posiciónate:

Una vez que sepas quién eres y que ofreces, tienes que comunicárselo claramente a tus clientes. La tarea es promocionar tu oferta de manera muy concreta para que tus futuros clientes sepan como los puedes ayudar.

Usa un slogan que refuerce el posicionamiento y presenta tus productos/ servicios de manera concreta mencionando los beneficios que obtendrán tus clientes.

Así es, hay que concentrarse en ser buenos en algo especifico y luego la diversificación de productos y servicios será más fácil, casi un deber. Hay que estar orgullosos de ser quiénes somos y de que hacer lo que hacemos, y gritarlo a los cuatro vientos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *