Publicidad: Pissing Test

La policía de Rumania lanzó esta campaña bastante económica pero efectiva. La idea era buscar una forma de recordarle a la gente que no maneje mientras bebe. La solución fue poner estos adhesivos en los urinarios de los bares y pubs, como una prueba para ver si las personas lograban orinar sin salirse del camino. Se asume que un borracho no puede mantenerse quieto de pie.

Para ver la imagen con mayor detalle, dale click.

don't drink and drive

Vía Adsoftheworld

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *