Alt1040 vs seguilaflecha – Hipocresía en la red

Alt1040 es tal vez uno de los blogs en español más visitados en la red, cuenta con millones de visitas mensuales y miles de seguidores vía Twitter, desde hace mucho tiempo su creador Eduardo Arcos decidió sacar un beneficio comercial a su éxito y creó un grupo de blogs bajo el paraguas de su marca Hipertextual.

A diferencia del resto de blogs en Hipertextual, Alt1040 nunca terminó de definirse. En sus inicios era según su autor un espacio donde encontrar notas referidas a tecnología e internet, ahora resumido como “la guía del geek”.

Sin embargo en la actualidad es difícil saber de que trata alt1040, un día podemos encontrar la última novedad más nerd del mundo, otro día vemos un post incendiario sobre la delicada situación en Gaza. Tal vez algunos temas predominan más sobre otros como por ejemplo los clásicos “yo amo a Apple“, “yo amo a Twitter” y demás nueces.

Lo que ha llamado mi atención recientemente es un post donde alt1040 denuncia un sitio web llamado seguilaflecha, el cual se dedica basicamente a reproducir automáticamente entradas de diferentes blogs, bajo un principio similar a digg o meneame, pero de forma mucho más automatizada y sin necesidad de votos.

El autor de seguilaflecha obtiene un beneficio económico colocando anuncios adsense al lado de los posts, de entre 950 y 1200 dolares mensuales, esta información publicada por alt1040 proviene originalmente del blog Codigo Geek.

Hasta aquí todo esto no pasa de una denuncia más por plagio de los tantos que abundan en la web (Maskus Planet también ha sufrido de ese problema). Lo que resulta interesante del caso son los comentarios generados a partir del post, donde la mayoría de personas en vez de apoyar a la víctima (alt1040), le dan de palos por hipócrita.

Resumiendo, el mensaje que se transmite es el siguiente: si alt1040 basa su éxito en publicar notas de otros blogs, muchas veces con poco trabajo de edición, a veces olvidando citar a la fuente y ganando dinero por ello; entonces ¿por que hace hace tanto escandalo por el caso de seguilaflecha?

El mismo autor responde a esto:

Ninguno de los blogs con los que hacen dinero en base a nuestro contenido, hemos recibido un solo centavo de ganancias.

Ante las opiniones de los lectores que ven el tema tan claro como el agua, el autor se limita a insultarlos tratándolos de trolls e ignorantes. Tengo entendido que un troll es aquel que se dedica a fastidiar, insultar mediantes ataques personales o provocaciones. En este caso lo que hace la mayoría es expresar una opinión completamente distinta del autor de alt1040, ¿eso es ser troll?

Resulta interesante esta polémica porque el mismo autor de alt1040 termina siendo víctima de su propio discurso. Si revisamos la licencia de uso de contenidos de Hipertextual, dice claramente que se puede hacer uso completo de los contenidos incluso de forma comercial siempre y cuando se haga el respectivo enlace al post original, algo que seguilaflecha cumple.

Hasta ahora trato de entender cual es el punto de Eduardo Arcos, por un lado denuncia a las malvadas corporaciones discográficas que persiguen a los que ponen música para descargar gratis en internet, denuncia a los medios tradicionales que hacen artículos copiando posts de blogs sin el merecido crédito, denuncia a todo aquel que no quiere compartir sus contenidos; pero en el momento que alguien hace dinero a costa de alt1040 pone el grito en el cielo.

No soy partidario del plagio, ni me gusta que alguien robe contenido ajeno, pero entiendo de que va el rollo de internet. El plagio es casi inevitable como toparse con spam, por ello es que uno define una postura al respecto, y hasta ahora la de Eduardo Arcos no me queda clara.

Quiero cerrar el tema reflexionando sobre el futuro de los blogs para este año, ¿será posible que en el 2009 alcancemos el punto de saturación de los espacios que son copias de copias de copias? ¿donde quedan los productores de información? será que al final los grandes medios tradicionales seguirán manejando este rol?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *