El Director de Comunicacion y el poder

Benito Castro en su nuevo blog dedicado a temas de comunicación corporativa llamado “Comucor” publica el siguiente post: ¿Junto al poder, o gestionando poder?.

El autor plantea el rol que debe tener el director de comunicación dentro de una organización, las ventajas y desventajas de tener cerca o lejos del trabajo estratégico al DirCom (Director de Comunicación).

¿Junto al poder, o gestionando poder?
via Comucor

Nadie duda que las direcciones de Comunicación deben estar en la cúspide del poder de las organizaciones. Sobre ello se ha alcanzado una suerte de consenso de los profesionales, fruto de la palmaria experiencia vivida por múltiples reponsables de nuestra disciplina. Y por la aquiescencia también, no nos engañemos, de los máximos responsables de las empresas que han visto que es mucho más eficaz contar con la cercanía del director/a de Comunicación, que tenerlo lejos.

En este aspecto fueron los políticos quienes demostraron primero que el lugar del responsable de Comunicación era cerca de ellos, especialmente en las campañas electorales y después en el día a día de la gestión desde las instituciones.

Estamos de acuerdo en este tema. No hay duda. El lugar del responsable de Comunicación está junto al poder. Pero ello, bien mirado, es insuficiente. La Comunicación Corporativa tiene sentido, y es eficaz, si gestiona poder, lo cual conlleva un matiz diferente.

Gestionar poder significa participar en los órganos de dirección y en la toma de decisiones que ellos adopten. Este es el verdadero lugar del director/a de Comunicación, lo que no está reñido, sino todo lo contrario, con la obviedad de situarse en el organigrama en conexión directa con la máxima autoridad de la empresa (presidente, consejero delegado…).

La clave de que la involucración del dircom con el poder sea de esta manera, y no viviendo “a la sombra” del máximo jefe, radica en que la Comunicación Corporativa es una herramienta estratégica. Este hecho se concreta en la siguiente secuencia ampliada en la que el dircom es el protagonista: este profesional está obligado a trabajar para la organización como base y campo de actuación; y lo ya apuntado, ha de participar en los órganos de decisión y, por último, tiene que estar conectado a la autoridad principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *