Feliz Dia Bloggers

Hoy se celebra el día internacional de los webloggers, es buen momento para reflexionar un poco sobre el tema. Normalmente Maskus Planet por su temática (comunicación y cultura) no genera contenido basado exclusivamente en relatar “lo fantástico y maravilloso que es tener un weblog”, ni de las últimas herramientas para blogging o comentar como la comunidad blogger “está cambiando al mundo”. Creo que ya tenemos muchos espacios ombliguistas en la red para ese fin.

Sin embargo dada la fecha, aprovecharé para comentar algunas cosas personales referidas a este sitio, un poco del “Making Of” de Maskus Planet, y como veo el panorama general de los blogs y su relación con el mundo.

Conociendo la blogosfera
Me enteré del mundo de los blogs a partir de una visita inesperada al sitio de Nazaret, era el año 2002 y ahí fue la primera vez que conocí la palabra weblog (bitácora para los españoles). Era una idea bastante sencilla con Nazaret: un diario personal online, en el cual la autora contaba sus vivencias diarias. La impecable redacción, el excelente diseño y la conexión única que tenía Nazaret con sus lectores me impresionó. No por nada era la blogger más leída en ibero América.

A través de ella me entere que existían mas webs similares, y así fui conociendo de que iba esta onda blogger. No sólo eran diarios personales online, también existían los temáticos que abarcaban todo lo que se pueda imaginar (literatura, ciencias, películas, eróticos, marketing, tecnología, repostería, astronomía y un infinito etcétera). Tiempo después Nazaret desapareció de la web, pero quedó su huella y las ganas por querer desarrollar algo similar.

Nota: Hace poco Nazaret regresó a la web pero ahora a través de un fotoblog (NZRT.com), recomiendo su visita. Además pueden ver una antigua entrevista que publicaron en bitacoras.net

Gestando la criatura
Maskus Planet no fue el primer intento de este autor por crear un weblog. Antes ya había pasado por una serie de experimentos, ahora irrelevantes, pero que me sirvieron para darme cuenta de los principales retos que enfrenta un novato en este campo. Posiblemente el más difícil de superar es la constancia para publicar. Muchos sitios han nacido y muerto en un suspiro, porque los autores no pudieron mantener el ritmo para seguir publicando. Esa fue mi lección número 1: Escribe sobre algo que conozcas y que nunca te canse (eso también te enseñan cuando estudias periodismo).

Pasaron los años y me olvidé del asunto. En el 2004 al visitar ALT1040 y Tinta China, volvieron las ganas por sacar un blog. Pero no es suficiente tener ganas, tenía que trabajar bien el proyecto si quería que fuese relevante.

Lo primero era pensar en algo interesante para mantenerme ocupado y que me motivara lo suficiente como para dedicarle tiempo (que no siempre hay), además debía ser algo relevante para los lectores que pudiera tener.

La primera parte estaba resuelta, tenía distintos temas de los que me gustaría escribir, pero además debía ser relevante para el público, es decir lo que fuese a presentar tenía que ser un producto significativo. Era hora de pensar como marketero. Había que buscar un nicho de mercado, quedaban descartados los temas de tecnología e internet porque ya estaban muy saturados. Habían otros que descarté por ser demasiado especializados (no es que me crea el gran sabio, pero hay temas que a muy pocas personas les interesaría de forma seria como mitología o teología).

Nace Maskus Planet
Lo que decidiría finalmente la temática de Maskus Planet fue la coyuntura de estar terminando la universidad, y el posible escenario de empezar a desconectarme de los temas de comunicación, a nivel de investigación. Además siempre me ha gustado escribir, y si no tendría el tiempo para escribir historias, al menos podría mantenerme ocupado escribiendo posts.

Así nació Maskus Planet, el weblog dedicado al mundo de la comunicación y la cultura. Entiéndase esto como: marketing, diseño gráfico, publicidad, animación, imagen corporativa, relaciones públicas, medios de comunicación, arte, etc.

Aproveché que tenía un dinero extra y compré el dominio que felizmente estaba disponible. El hosting ya lo tenía de antes, así que no costó mucho echar a andar el sitio.

Busqué comunidades o directorios de bloggers para registrarme y promocionar el sitio, encontré BlogsPeru y me registré. Tiempo después Carlos Chang (ahora conocido como Leuzor) me invitó a ser parte de la lista de correo de ese sitio. Ahí, a través de los mails enviados, conocí al resto de habitantes de este pequeño mundo.

El primer mes, Maskus Planet registró solo 873 visitas, poco a poco se ha ido incrementando esa cifra, y en el mes de Mayo las estadísticas mostraron 13,184 visitas. Nada mal para 10 meses como blogger, pero aún falta mucho camino por delante.

La realidad actual de la blogosfera peruana
A diferencia de otros países, el círculo de bloggers en Perú aún es muy incipiente. BlogsPeru reporta 799 blogs registrados, de los cuales 698 están activos. Pese a tener esta cifra alentadora, si miramos con un poco de atención la mayoría de sitios no han terminado de definirse o encontrar su estilo. Abundan los weblogs biográficos (el autor cuenta su vida en cada post) y la gran mayoría no tiene mayor repercusión que dentro de su dirección web.

Personalmente considero que es mucho más difícil desarrollar un blog biográfico interesante que uno temático. No es fácil crear algo bueno a partir de historias como “lo que desayune hoy”. Por eso van mis respetos para:

Las cosas cambian (Las ocurrencias de Santos son únicas).
Medication (Buen estilo narrativo y un tema sui generis en Perú).
La Morena Escribe (Da gusto revisar sus textos. Aunque ahora ha separado lo personal en Los Días de la Morena).
Lovixel (Buenos textos y además le pone muchas ganas al diseño de su espacio).
Blog:C3 (Este espacio se inclina más a lo temático, pero no por ello deja de tener mérito como personal).
El diario de Gi (Tiene mucho carisma, siempre es agradable leer a personas así).

Pero ellos solo son una pequeña parte frente al mar de biográficos que no logran engancharme. Creo que para volver interesante un evento común como “lo que hice hoy”, hace falta algunos de estos ingredientes:

1. Contar con un delicioso estilo literario, o al menos una buena construcción narrativa.
2. Ser carismático y proyectarlo en el texto.
3. Exagerar o inventar aspectos de la propia vida (esto le quita veracidad al autor, pero logra enganchar con el público. No hago un juicio de valor al respecto, pero acepto que funciona).

Además siempre es importante tener una buena presentación, si el autor no sabe nada de diseño, podría pedir ayuda a alguien que sí sabe. Recordemos que la mayor parte de lo que percibimos entra por los ojos.

El poder de los bloggers
Al ser la blogosfera peruana un grupo incipiente y al que aún le falta madurar, es obvio concluir que su poder también es menor, comparado con otros grupos. No por nada, los medios de comunicación que le han dedicado un espacio para presentarlos, los ven simplemente como un grupo de jóvenes que hablan sin tapujos de su vida privada en internet. Esta concepción es producto del poco conocimiento que aún se tiene sobre este grupo. Felizmente parece que esto empieza a cambiar.

¿Llegará el día en que un blogger peruano sea capaz de poner en jaque a las grandes empresas o a los mismos medios de comunicación, a partir de un destape revelador? ¿Podrá un blogger peruano movilizar una gran masa a partir de una campaña de concientización originada en su sitio? Solo el tiempo lo dirá.

Si queremos ver evolucionar a la blogosfera local, lo primero es pensar como organizarnos. Se trata de alinear a personas, con distintas metas y formas de ver el mundo, hacia objetivos comunes. Si se lograse ese histórico paso, lo segundo sería empezar a tomarnos en serio para que los demás nos tomen en serio. Esto no significa poner caras largas y volverse rígido. Significa que cualquiera sea el tema que ocupe tus páginas te lo tomes en serio, sepas defenderlo y sientas orgullo de ello. Esta actitud se aplica no solo para bloggers sino para cualquier actividad en el mundo.

Tal vez es utópico pensar que estamos destinados a evolucionar de un círculo de amigos a un grupo líder de opinión. Muchos de los que se dedican a esto pueden tener entre sus últimas opciones ser una voz trascendente en la sociedad. Hay quienes solo quieren relajarse, hacer catarsis o simplemente tener un pasatiempo después del trabajo o los estudios.

No olvidemos que los blogs son sólo una herramienta más de comunicación, al igual que la televisión. Si a todos nos dieran la oportunidad de tener nuestro propio canal de TV, serían muy pocos los que harían algo a lo National Geographic, Discovery Channel o Canal N.

A partir de esta premisa, surgen preguntas como: ¿qué hacer con este medio de comunicación? ¿cómo aprovecharlo para algo más que un diario íntimo de nuestras vidas? ¿qué potencial tiene para las organizaciones? ¿cómo puedo aprovecharlo para mejorar mi vida profesional? ¿ qué impacto podemos lograr en la sociedad?

Cada uno tendrá sus propias respuestas y sacará sus propias conclusiones. Ahora es tiempo de ponerlas en acción.

¡¡Feliz Día Bloggers!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *