Comiqueros en Lima

Hace varios años yo era lo que se podría considerar un fanático comiquero. Me gustaba la movida europea, sintonizaba bien con los cómics made in USA, seguía con interés algunos títulos japoneses y trataba de seguirles los pasos a los autores peruanos.

En aquellos años, además de producir algunas historias (que espero algún día publicar), me interesaba mucho ver como personas de mi generación se abrían paso en la incipiente industria del cómic peruano. Recuerdo que la mejor forma de conocer a la gentita del micromundo comiquero era a través de los concursos (Calandria) o las contadas exposiciones que se armaban en algunos centros culturales.

Después vino el boom del anime y la aparición de una cultura que giraba en torno a este tema, se formaron clubs, grupos que hacían proyecciones (yo participé efímeramente en la conformación de uno de estos) aparecieron revistas, fanzines y tiendas dedicadas a este negocio. Y toda esta onda opacó temporalmente a los cómics clásicos, todo se volvió personajes de ojos grandes, cabellos con muchas puntas y deformeds.

Como todo en esta vida, el boom del anime tuvo su final, y no supe que había pasado con los comiqueros, si habían muerto o sobrevivieron atrincherados en algún reducto, peleando por mantener sus mundos fantásticos de tinta y papel.

Y así pasó el tiempo, hasta que hace unos meses atrás visité una librería en la Av. Larco (cerca a LarcoMar). Este lugar no sólo tiene la particularidad de estar pensada para la gente de comunicación, por la selección de títulos interesantes que se pueden encontrar, sino que también tiene un rincón destinado al cómic nacional e internacional.

Ahí encontré nuevas historias, nuevos personajes. Descubrí que la movida de los fanzines aún sobrevivía, y que incluso hay quienes ya lograron cierta posición en el micromundo comiquero.

Debo reconocer que no estoy lo suficientemente actualizado como para hablar de títulos y autores, pero da gusto ver que la gentita sigue en la lucha y que incluso se pueden encontrar sorpresas en la web, como el sitio de Perro Muerto Produxiones.

Si no lo han adivinado aún, este sitio reúne a algunos autores locales: Pol Rivas, JuanKarlos, Andrés Edery, Martín Lopez y Manuel Gomez Burns. Vale la pena revisarlo.

Ir a la página de Perro Muerto Produxiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *