Los Seis Sombreros

Los Comunicadores estamos condicionados a pensar todo el tiempo creativamente. Dicha creatividad no es infinita y necesita ser “recargada”.

Tradicionalmente se cree que para tener una idea “genial” hay que inspirarse en una musa (no confundir con la chica que les gusta). Esta musa la podemos encontrar en cualquier parte, no sólo en el rostro de una persona, también puede ser un paisaje, una conversación, lo que sea.

En la actualidad hay menos misterios alrededor del proceso creativo, y una de las técnicas que convencionalmente usamos es la de los seis sombreros. Tal vez los que más hablen de esto sean los publicistas, pero en general todos los comunicadores trabajamos con ella.

¿Qué es la técnica de los Seis Sombreros?
Consiste en abordar una situación con un pensamiento de tipo lateral, en el cual usamos seis formas de ver lo mismo, cada cual distinta de la otra. En conjunto nos dará una visión global y heterogénea de la situación.

¿No entendieron? es simple, un profesor nos daba este ejemplo para ilustrarlo:
6 personas ven un elefante desde posiciones diferentes y cada uno ve una parte distinta de este: uno ve la cola, otro sólo ve la trompa, otro ve una oreja, otro ve una pata.

Cada uno ha visto una parte distinta y lo más probable es que el que vió la trompa trate de convencer al que vió la cola, que el elefante es la trompa.

En el pensamiento lateral en vez de confrontar estas versiones, se unen todas para tener una visión global y darse cuenta que el elefante es más que una trompa o un cola por separado.

Los seis sombreros es pararse desde posiciones distintas para ver lo mismo, pero con una actitud distinta: uno verá solo información, otro verá con las emociones, otro con la lógica, etc.

Hace poco encontré un artículo en una comunidad virtual llamada “El Club de la Efectividad” en donde hablan de los seis sombreros. Para quién este interesado, le paso el enlace al artículo completo. Es un poco largo pero muy interesante.

Después de leerlo, es posible que les ayude a abordar cualquier situación de una manera más efectiva.

Ir al artículo de los Seis Sombreros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *